Autopsia oficial de George Floyd revela que estaba contagiado de Covid-19

El informe también reveló que la causa de su muerte fue un homicidio.

0
194

Más de una semana después de los hechos, se revelaron los resultados oficiales de la autopsia realizada a George Floyd, el afroamericano  que murió el pasado 25 de mayo tras ser víctima de abuso policial.

Uno de los hallazgos más importantes fue que tenía coronavirus, aunque, se explicó, esta situación nada tuvo que ver con su muerte.

“Floyd, de 46 años, era positivo para el nuevo coronavirus a fecha del 3 de abril de 2020. El resultado de la autopsia refleja un positivo asintomático, pero persistente por infección previa”, informó Andrew Baker, director de la oficina forense del condado de Hennepin (Minnesota).

En el documento se agregó que ese resultado tiene que ver con que “el virus puede persistir durante semanas, tras la contracción y resolución de la enfermedad clínica”.

La autopsia también dejó clara la causa de la muerte del hombre: paro cardiorrespiratorio causado por un homicidio, después de que el ex policía Derek Chauvin pusiera una de sus piernas en el cuello de Floyd por varios minutos. 

“Entre las lesiones por fuerza contundente mencionadas en la autopsia se incluyen cutáneas en la frente, la cara y el labio superior, la mucosa de los labios, de los hombros, manos, codos y piernas, al igual que presentaba contusiones en las muñecas”, señaló la agencia EFE.

“El resultado de la autopsia refleja un positivo asintomático, pero persistente por infección previa.”

Otros detalles que se descubrieron en la autopsia fueron: enfermedad cardíaca arteriosclerótica, enfermedad cardíaca hipertensiva y un tumor pélvico.

Esta autopsia oficial se da a conocer luego que la familia de Floyd ordenara una particular. En ella se concluyó que la muerte fue por “asfixia debido a una presión sostenida”.

“Hubo una compresión del cuello y de la espalda que llevaron a una falta de riego sanguíneo al cerebro”, se complementó.