Científica mexicana descubre cómo debilitar al Covid-19

La científica mexicana detectó con su equipo de científicos que el coronavirus tiene un componente que puede ser bloqueado para evitar su ingreso al cuerpo humano.

0
198
Mónica Olvera de la Cruz egresó de la UNAM y es doctora por la Universidad de Cambridge.

La científica mexicana Mónica Olvera de la Cruz y su equipo de la Universidad de Northwestern, descubrieron una situación que encamina a una vía de tratamiento potencial contra el Covid-19 al encontrar una nueva vulnerabilidad en el virus.

Originaria de la Ciudad de México, Olvera es licenciada en Física por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y obtuvo su doctorado en la Universidad de Cambridge.

La especialista comenzó a centrar su trabajo en entender cómo el virus SARS- CoV-2 interactúa con el cuerpo humano a un nivel físico-biológico después de que un familiar enfermara de gravedad.

En una entrevista para BBC, Olvera comentó: «Yo no tenía nada que ver con medicina. Yo soy científica en ciencia de materiales. Pero a la hora de ver este problema tan fuerte, entramos en acción. Estamos bloqueando el virus incluso antes de que entre al cuerpo.»

Su equipo comparó y analizó las diferencias de la epidemia de SARS de 2003 y el actual de 2019 que ha causado miles de muertes al rededor del mundo, y gracias a este exhaustivo trabajo, se encontró un punto débil con el que se le puede atacar antes de que el virus invada el cuerpo humano.

«Es otra manera de curar. Esto no son anticuerpos como los de las vacunas, los cuales tienen el problema de que pueden hacer resistente al virus. Hay muchos casos en los que los virus se vuelven resistentes a los anticuerpos», añadió Olvera.

«No encontré la cura, yo encontré una método científico que da una dirección. Lo que hicimos fue buscar otra manera de vulnerar, de reducir la atracción entre la proteína spike (del SARS-CoV2) y el receptor humano donde se pega el virus», dijo al diario Milenio.

El SARS-CoV-2 ingresa al cuerpo a través de sus proteínas S, que hacen contacto con la enzima convertidora de angiotensina (ACE2) de las células humanas

Las células ACE2 también están presentes en el corazón, en el estómago, en el riñón, «por eso cuando uno se infecta (con el virus SARS-CoV-2, este) puede dañarlos», explica Olvera.

«Se está haciendo un esfuerzo enorme. Todos estamos de alguna manera relacionados con esto, es un problema mundial y qué mejor que todos los científicos estén trabajando en esto», dice la científica mexicana.

Hace dos semanas, una revista especializada de la American Chemical Society publicó la investigación y se habló que en los próximos meses Olvera espera diseñar un compuesto químico que triplique la efectividad del bloqueo y que esto se convierta en una forma de proteger al cuerpo de un virus tan contagioso como el SARS-CoV-2.