El superdonante de plasma, cuatro veces más potente, para pacientes con Covid-19

Luego de su recuperación de Covid-19, los médicos le detectaron una cantidad de anticuerpos neutralizantes cuatro veces mayor que a otros donantes.

0
128
Facundo Ahumada tiene 27 años y nació en Catamarca. Actualmente, es estudiante de la carrera Administración de Empresas y trabaja como empleado de informática de la Fuerza Aérea Argentina. Además, es fotógrafo freelance.

La historia de Facundo Ahumada, el superdonante de plasma argentino, ha acaparado la atención de medios internacionales ya que podría ser clave en el intento por controlar la pandemia.

El hombre tiene 27 años de edad y es personal civil de la Fuerza Aérea Argentina. Tiempo atrás viajó a Europa y al volver fue diagnosticado con coronavirus.

Tras recuperarse, el hospital donde fue atendido le consultó si quería donar plasma y él accedió. El resultado fue inesperado: el plasma de Facundo es un «superplasma», con cuatro veces más anticuerpos neutralizantes del Covid-19 que los hasta ahora estudiados, con lo cual podría ser clave para generar un tratamiento contra la pandemia que preocupa al mundo.

«Después de haber pasado un momento muy angustiante de mi vida, soy un afortunado por saber que mi cuerpo funciona correctamente y genera esta cantidad de anticuerpos. Bienvenido sea poder ayudar en esta pandemia», expresó Facundo.

Sobre la donación, comentó que puede hacerse 24 veces al año y que es un proceso sencillo, aunque aclaró que «hay que tomar los recaudos e hidratarse mucho antes y después.»

En cuanto a su «superplasma», sostuvo que «es algo fortuito y genético», pero también que puede haberse producido porque él atravesó «varios síntomas» de coronavirus, generando así más anticuerpos que un enfermo asintomático.

Con respecto a la reacción de sus afectos y conocidos ante su contagio, aseguró que fue de gratitud y no de estigmatización porque él siempre los cuidó, autoaislándose al volver y evitando todo tipo de contacto con ellos y con el exterior. De hecho, Facundo vive con sus padres y sin embargo ellos no contrajeron coronavirus.

Finalmente, sobre su condición de «superdonante», dijo que «es un motivo para estar un poco más feliz». «En estos tiempos difíciles las noticias no son tan buenas. Estoy contento de poder ayudar a salvar vidas y dar un mensaje esperanzador», reflexionó.