Muerte del salvadoreño Andrés Guardado en manos de la policía de Los Ángeles revive protestas

Las protestas contra el abuso policial regresaron a Los Ángeles tras la muerte de un joven salvadoreño.

0
73
EFE

Las autoridades del condado de Los Ángeles buscan videos o imágenes que ayuden a aclarar la muerte del adolescente de origen salvadoreño Andrés Guardado, de 18 años, e intentan determinar si hay algún video publicado en internet o imágenes de seguridad sobre el incidente que sirvan para aclarar lo que pasó y por qué un policía le disparó mortalmente.

Según los primeros reportes de las autoridades, Andrés murió abatido por las balas de un agente del Departamento del Sheriff de Los Ángeles cerca de las seis de la tarde del jueves 18 de junio.

Medios locales que han seguido esta tragedia publicaron que Guardado trabajaba en un taller de mecánicas como guardia de seguridad. Las autoridades relataron que, durante un patrullaje de rutina, llegaron a este taller y que el joven comenzó a correr, posteriormente recibió seis disparos en la parte superior del torso y fue declarado muerto en el lugar de los hechos.

La oficina del sheriff de Los Ángeles reveló que hay una investigación en curso, y que cuando uno de sus agentes se involucra en un tiroteo y alguien muere alcanzado por las balas de los agentes, se inician una serie de averiguaciones.

Ante este hecho, varias protestas han salido para exigir al procurador general de California, Xavier Becerra, que intervenga en el caso.

Juan José Gutiérrez, coordinador de la Coalición de Derechos Plenos para los Inmigrantes, reveló al diario La Opinión que del año 2000 al 2020 en el condado de Los Ángeles, los policías ejecutaron a más de 800 personas, el 45.7% fueron por parte de los alguaciles; y 40% a manos de la policía de Los Ángeles.

Del total de los 800 asesinatos, más de la mitad son de origen hispano, precisó. La familia de Andrés ha abierto una cuenta en el sitio GoFundme para recaudar fondos para sus funerales.

También en el sitio Change.org se ha creado una campaña de firmas para pedir justicia por Andrés.

Indignación por la muerte de Andrés Guardado

Telemundo informó que los alguaciles de la división de Compton utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que han salido a las calles para reclamar por la impunidad policial en el caso de Guardado.

“Les rogué que me dejaran ver a mi niño, ellos (las autoridades) dijeron que no, que no se podía. Me dijeron que ya se lo habían llevado”, relató Elisa Guardado, madre del joven, a la cadena Univision mientras que Cristóbal Guardado, su padre, asegura que el muchacho “no tenía vicios, tenía buenas ideas en su cabeza, él pensaba llegar a ser un doctor”.

El diario Los Angeles Times publicó que la familia de Guardado confirmó que estaba trabajando en el área como guardia de seguridad afuera de una tienda de autos.

Su jefe dijo a la prensa que Andrés Guardado tenía un historial limpio y que los sheriffs le apuntaron con sus armas al adolescente, lo que lo asustó para que huyera de la escena.