OMS: la dexametasona es el único medicamento efectivo contra los casos graves de Covid-19

El director general de la OMS informó que hace seis meses, dicha dependencia lanzó el "Ensayo Solidario" para evaluar la efectividad.

0
84
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud.

Un ensayo clínico de la Organización Mundial de la Salud reveló que únicamente la dexametasona es efectiva para tratar a pacientes graves de Covid-19. Aunado a eso, se destacó que ni el remdesivir ni el interferon tienen efectos en la mortalidad y la evolución de hospitalizados.

En conferencia de prensa, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó que hace seis meses, dicha dependencia lanzó el Ensayo Solidario para evaluar la efectividad de 4 medicamentos para el tratamiento del Covid-19.

Dicho estudio controlado aleatorio es el más grande del mundo de terapias coronavirus, que involucra a casi 13 mil pacientes en 500 hospitales en 30 países.

De acuerdo con el titular de la OMS, estos informes coordinados han mostrado que el único medicamento que ha mostrado resultados positivos en enfermos graves de Covid-19 es la dexametasona.

El medicamento antiviral Remdesivir, considerado unos de los tratamientos más prometedores contra el Covid-19, resulta ser poco efectivo para prevenir la muerte por esta enfermedad, de acuerdo a un estudio respaldado por la Organización Mundial de la Salud.

El medicamento «parece tener poco o ningún efecto en los hospitalizados por covid-19, como indican los índices de mortalidad, de inicio de asistencia respiratoria o de duración de estancia hospitalaria», explica dicha investigación.

El Remdesivir, que formó parte del cóctel experimental administrado al presidente Donald Trump tras haber contraído el coronavirus el mes pasado, es uno de los varios medicamentos revisados por este amplio estudio con más de 11 mil personas en 30 países.

Los datos, que aún no han sido revisados por otros médicos antes de publicarse en una revista científica, parecen contradecir al menos dos grandes estudios estadounidenses que mostraron que el Remdesivir podía reducir la duración de las hospitalizaciones de pacientes con Covid-19.

Estados Unidos autorizó el 1 de mayo el uso del medicamento, fabricado por la compañía farmacéutica estadounidense Gilead Sciences y originalmente destinado como tratamiento para el virus del Ébola; mientras que la Unión Europea y otros países lo respaldaron después.