OMS ve «un rayo de esperanza» en el remdesivir para tratar el coronavirus

La organización sanitaria está en contacto con la compañía Gilead, de EEUU, para hacer que esta medicina esté disponible.

0
213
Varios estudios han demostrado la eficacia del tratamiento con Remdesivir en pacientes con Covid-19.

Varios estudios y ensayos clínicos hablaban de pacientes con Covid-19 que se recuperaron más rápido tras ser tratados con remdesivir. La OMS finalmente se ha pronunciado sobre el retroviral, usado habitualmente en enfermos del sida, definiéndolo como un «rayo de esperanza»

La buena noticia la ha dado este martes, el presidente de la Organización Mundial de la Salud, Mike Ryan que habló del potencial del remdesivir, tras las últimas pruebas realizadas por la compañía Gilead, que lo fabrica.

«Damos la bienvenida a los datos recientes sobre las pruebas en Estados Unidos, que dan un rayo de esperanza sobre el uso potencial del medicamento y estaremos participando en discusiones con la compañía Gilead y ese país para hacer que esta medicina esté disponible de manera más amplia a medida que obtenemos más datos sobre su efectividad».

Bruselas moviliza 7.400 millones de euros para desarrollar una vacuna

La Comisión Europea está impulsando la búsqueda de vacunas y tratamientos contra el coronavirus y ha logrado comprometer 7.400 millones de euros.

«Esta fue una demostración poderosa e inspiradora de solidaridad global. Hoy, los países se unieron no solo para comprometer su apoyo financiero, sino también para comprometerse a garantizar que todas las personas puedan acceder a las herramientas que salvan vidas amenazadas por el COVID-19; acelerando su desarrollo y el acceso para todos», ha subrayado el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus durante la conferencia de prensa de ayer con la Comisión Europea.

El secretario general de la ONU, Antonio Gutérres, por su parte, ha agradecido las contribuciones, pero ha puntualizado que esto es solo un «pago inicial» y probablemente hará falta cinco veces esa cantidad. 

«Estas nuevas herramientas pueden ayudarnos a controlar la pandemia completamente y deben ser tratadas como bienes públicos que estén disponibles y sean asequibles para todos. Es el único camino a un mundo libre de Covid-19, pero requerirá el esfuerzo de salud pública más masivo de la historia», ha añadido.