Panamá contratará médicos de Cuba y EE.UU.

El gobierno panameño anunció que contratará médicos de Cuba y otras naciones para combatir la pandemia, que ha desbordado el sistema sanitario del país, que suma el mayor número de contagios por covid-19 de Centroamérica.

0
139
Banner
En Panamá el ejercicio de la medicina y la enfermería está restringida para los profesionales panameños.

El gobierno panameño anunció que contratará médicos de Cuba y otras naciones para combatir la pandemia, que ha desbordado el sistema sanitario del país, que suma el mayor número de contagios por covid-19 de Centroamérica.

«El gobierno nacional ha tomado la decisión de traer médicos extranjeros de los Estados Unidos, México, Venezuela, Colombia y Cuba», informó el ministro de Salud de Panamá, Luis Francisco Sucre.

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, había anunciado en agosto las intenciones de su gobierno de contratar médicos cubanos, pero desistió tras críticas locales y la visita de altos funcionarios estadounidenses, contrarios a la ayuda de La Habana.

Pero ahora el gobierno panameño cambió de opinión porque no ha podido contratar «el suficiente recurso humano especializado» para enfrentar la pandemia, pese a varias convocatorias para aumentar el número de médicos y enfermeras en los centros de salud, indicó Sucre.

Imagen ilustrativa

En Panamá el ejercicio de la medicina y la enfermería está restringida para los profesionales panameños.

Sin embargo, el país enfrenta la mayor crisis sanitaria desde la llegada del nuevo coronavirus.

Con 4,2 millones de habitantes, Panamá presenta el mayor número de contagios por la pandemia de toda Centroamérica, con cerca de 200.000 casos acumulados y 3.411 muertos.

Esta nación latinoamericana, que reabrió sus fronteras a mediados de octubre y empezó a reactivar sus actividades económicas, vive su momento más crítico con más de 18.000 nuevos infectados y 218 defunciones en los últimos 9 días.

Según datos oficiales del lunes, hay más de 26.000 personas aisladas y 1.435 hospitalizadas por covid-19, de las cuales 185 están en unidades de cuidados intensivos.

La situación ha provocado la saturación de hospitales, algunos de los cuales ya no pueden recibir más pacientes, y el agotamiento del personal sanitario, que no da a basto para atender la nueva situación.